Carta 7

Queridísima Gioia…

 

¿Puedes creer que ya he cumplido seis semanas en Alemania? A ver, a ver… eso es mes y medio. Y se me hace interesante preguntarme, ¿qué he logrado en mes y medio? Digo yo, aparte de hablar mejor el alemán.

Pero por ahora, me interesa más hablar de fotos y de otras personas antes que hablar de mí misma.

 

¿Qué te parece si te doy un par de highlights importante de mi semana y luego paso al tema de las fotos? Yo creo que las fotos te van a gustar, de hecho. Pero he aquí mis highlights:

  1. Vino el técnico a colocar mi línea de teléfono y el módem de internet!!! Por fin!!!! Luego de un mes de haberlo solicitado!!!!!!! O sea: “Happy, happy, joy, joy… Happy, happy, joy joy” (musiquita de fondo). El único detalle es que nada funciona porque todas las instrucciones están en alemán y se supone que yo debo seguir las instrucciones sola. Es sad, como diría Hans, pero es así. Lo más insólito es que el técnico cobra casi 60 euros por haber venido a verificar dos cables, Gioia, literalmente sólo dos cables. Mis hermanos son técnicos en informática, deberían ser millonarios.
  2. Esta semana tuve mi primera exposición en mi clase de arquitectura. Fue sobre las condiciones de vida en los apartamentos de alquiler en Berlín en el siglo XIX, los modelos arquitectónicos y los métodos de construcción y la manera en que vivían los arrendados. Muy interesante… Salí bien.
  3. Entrevista en la oficina de extranjería para sacar el permiso de residencia. ¡Todo salió bien y me lo aprobaron por dos años! A la mayoría de la gente se lo aprueban por un año y luego deben renovar. Yo tengo mucho, mucho que agradecer a quienes me han ayudado con todo este proceso; sobre todo mi hermana Shaenn y un par de amigos de los Teques.
  4. Taller de gerencia en proyectos circulares. De hecho, aprendí un montón y lo más interesante es que muchos de los conceptos se pueden aplicar a la vida personal de uno.

 

Fotos!!!!

 

  • Tengo un portarretrato con 5 espacios para 5 fotos. Y hasta ahora tenía las fotos de cinco personas que me ayudaron a superar un gran trauma de mi infancia. No tiene caso hablar del trauma, sólo pienso ahora que es interesante que ya no quería ver más las fotos; además que oficialmente tres de esas personas ya salieron de mi vida. Les agradezco en el fondo lo que hicieron por mí, pero ya no están ni el trauma tampoco. Y, de nuevo, meditando en ello, me parece increíble como el ser humano es capaz de re-hacerse a sí mismo. Yo superé mi trauma y ya luego creo que no tiene caso volver a ver las fotos, pues es como si no se tratara de mí, no más. Así que, para hacerlo corto: saqué las fotos (excepto la foto donde estoy con Ulises, porque Ulises todavía forma parte de mi vida) y junto con esta foto de Uli puse las fotos de las personas que más me quieren en este período de mi vida, o al menos quienes yo creo que más me quieren. Sólo seis personas, pero son suficientes. Y todos los días veo las fotos, y todos los días me siento inspirada al saber que puedo contar con semejante afecto tan cristalino y puro. Son un regalo de Dios para mí, cada uno de ellos, y un regalo en el que pienso cada vez más con mucho agradecimiento, aún cuando estén lejos.
  • Estando en clase, el profe explica algunos métodos para evitar el plagio, y cómo reconocer que lo que uno hace a veces con ciertos textos académicos es plagio. Dice que tiene una amiga que cobra 500 euros por escribir una tesis nueva para algún cliente, ¡pero Atención! Eso también es plagio, aunque la comunidad académica no pueda detectarlo, y sale desde el último puesto al final del salón un argentino que ha vivido la mitad de su vida en Alemania y pregunta: “nos podría dar el número de teléfono de su amiga?” Sin comentarios. He aquí al mitad argentino-mitad alemán de mi clase. Se llama Luis y a pesar de dárselas de guasón, es muy inteligente, graduado en Arqueología en una de esas Universidades de prestigio en Alemania, ya que fueron construidas durante el Medioevo. ¡Wow! ¡Más fino! Y cada vez que interviene, cuando no es para animar la cosa, dice algo realmente interesante, o ligeramente en contra de todos los demás.

Luis carta 7

Hay algo muy interesante acerca de mis compañeros de clases, Gioia, y es que como nuestra maestría es internacional, el 95% de ellos ha venido de alguna parte del planeta para estudiar esto, en esta pequeña ciudad. O sea, casi ninguno es alemán; de hecho, en este lote que ha entrado este año junto conmigo sólo hay tres alemanes y somos como setenta personas en total. Los estudiantes de segundo año son también muy variados y de otros países, pero no conozco a muchos. Todas nuestras clases son en inglés.

 

Te cuento sobre los de mi curso. Han venido de países tan distantes como Australia, Laos, Vietnam o Indonesia. Hay 5 de Estados Unidos, tres de Honduras, aunque uno fue criado en UK, una chica de Yemén, dos griegas, una chica de Colombia, un mexicano, como 7 chinos, un afgano, una chica de Ucrania, una francesa, un holandés, una chica de Bulgaria, dos japoneses, varias rusas, tres de Camerún, uno de Ghana, tres o cuatro chicas de Irán, dos chicas de Serbia, uno de Israel, quien no cree que Dios exista, dos italianas, uno de Bosnia, una de Rumania, quien por cierto me cae bien mal; y otros más que ya no recuerdo.

Pero todavía más interesante que los países de donde vienen todas estas personas es lo que han estudiado antes en su pregrado. Hay varios que son arquitectos, arqueólogos, antropólogos, y fotógrafos, pero también hay uno que es chef, otros han estudiado ingeniería, estudios europeos, gerencia en mercadeo, sociología, turismo, geografía, relaciones internacionales, ciencias políticas, administración, restauración de edificios, arquitectura de paisajes o paisajismo, historia del arte, economía, comercio, gerencia en recursos ambientales, periodismo, historia medieval, filosofía, y humanidades; además hay otro par de chicas que como yo estudiaron lingüística, lenguas extranjeras o traducción. Inclusive, hay varios que estudiaron español o que han visitado países hispanohablantes.

Mi profesor de arquitectura nos dijo en la primera clase que prestáramos suma atención porque aprenderíamos más de nosotros mismos antes que de ellos (los profes), simplemente por los antecedentes socioculturales y académicos de cada uno.

Y a mí me impresiona observar como desde el principio cada quien fue buscando su grupito, aquellos con quienes se sentían más cómodos. La chica de Laos con el chico de Vietnam (esos países son vecinos, creo); los japoneses con los chinos o con los tailandeses, la chica de Ucrania con la francesa (ambas son bien bonitas, no tienen tan buen nivel de inglés y se visten como modelos de Versace); el bloque de Berlín (o sea, los que viven en Berlín y siempre viajan juntos en tren, que son la chica de Brasil, uno de Australia,  el de Israel, y el chico de Bosnia, creo); las rusas (quienes a su vez vienen de distintas partes de Rusia. Una de ellas también se cree modelo y publica fotos de ella en ropa muy sexy en el Facebook… Pero entiéndase, sexy elegante, no sexy ordinaria o vulgar); el holandés con la chica de Yemén, y con la otra chica de Australia; el de Afganistán junto con uno de la India… Y yo, tu humilde servidora, me junté con las griegas, con una de las chicas de Serbia, y a veces con las iraníes. Los otros latinos han conseguido también otros grupitos disímiles; la que vivió mucho tiempo en UK se la pasa con una alemana y una de Estados Unidos, y el Mexicano no sé con quién se la pasa porque nunca va a clases, pero ya sé que le ha roto el corazón al menos a una de las chicas, pues ella me lo contó este sábado pasado. Oh nein! Y lo he visto también con otros estudiantes mal aspecto de otras carreras, quienes se nota que beben tanto como los irlandeses. Extrañamente, no tenemos a ningún irlandés en clase.

 

Aquí te mando una foto del mexicano. Allí está junto conmigo y con la chica de Bogotá.

con juanita y alfonso

Y nunca faltan algunos freaks o algún solitario, casi siempre un nerd o un disidente, que en este caso es lo que llamaríamos un local, pues es uno de los pocos alemanes de la clase, pero además de alemán, el pobre, no es sólo alemán, sino que es nacido y criado en Cottbus y aunque por un tiempo vivía solo, ahora, por la crisis económica, volvió a la casa de sus padres. Este es el que siempre encuentra razones para criticar a los profesores, pero entiéndase, no razones banales ni mucho menos, sino razones poderosas, pues es un nerd super dotado… algo así. Y estudio Antropología, creo. En realidad, tendré que preguntarle. Se llama Tim.

Tim

Supongo que es una cosa de temperamentos esto de los grupitos que se forman… Uno se junta con quien más se parece a uno en forma de ser, de actuar o de pensar. Claro que, yo no ando rehuyendo de los latinos, pues de hecho, todos me caen bien, y cuando la ocasión lo amerita, hablamos en español, así como las griegas hablan entre ellas en griego, y las rusas en ruso… La cosa es que, no somos latinos típicos con mismo temperamento como para que nos convenga estar juntos, además que dos de ellos son chicos y no hay muchos grupos de chicos y chicas por igual…

Yo amo a mis niñas griegas y a la serbia, Maja, y a la chica de Irán, quien se llama Mandana. Y, por cierto, Mandana dijo que iría al salón del reino conmigo porque según ella “tiene muchas dudas sobre el Islam, y quiere saber de qué va el cristianismo”… O sea, yo le dije: “ven y verás”, tal como se dijeron unos a otros algunos cristianos del primer siglo. Dentro de unas dos semanas todavía iremos a la congregación persa en Berlín. Pero volvamos a las fotos.

Primero te presentaré a las griegas. Estas son Eleni y Eleanna. Son muy sociables, muy joviales y se visten muy bien, pero son también responsables y hacen todas las tareas que nos mandan. Se divierten sanamente y son muy respetuosas.

las griegas

Y aquí estamos Eleni, Maja y yo juntas. Maja es de Serbia y estudió Geografía (su nombre se pronuncia “maya”, tal como los Mayas. Eleni estudió algo así como administración y relaciones internacionales; Eleanna no quiso salir en esta foto porque disque se veía fea… Tiene sus complejos de vez en cuando.

con maja y eleni

Aquí la chica de Francia y la de Ucrania: Mathilde y Tanja. Entiéndase, la rubia es de Ucrania, y la pelirroja es francesa, de un pueblito muy cerca de Lyon, por cierto.

tanja y matilde

Una de las latinas (de Honduras) quien ha pasado demasiado tiempo en UK y habla un inglés británico/americano muy bonito. Su nombre es Laura e hizo su pregrado en Humanidades; aquí la tenemos en una presentación en nuestra clase de Gerencia.

 

Laura

Aquí estoy yo en mi primer grupo de exposición sobre un tema aburridísimo; sin embargo hemos trabajado bien en el grupo, a pesar de que todos nos sentimos frustrados con la chica de Rumania (sabrás reconocerla en la foto). Allí estamos Eleni de Grecia, Reza de Afganistan, Rhyoei de Japón, Li de China, la rumana que se llama Eliza, y yo, je je, de Venezuela.grupo de trabajo

He aquí una foto que te gustará. Es un collage que pensaba hacer para mí, pero varios me han sugerido que luego lo monte en nuestro grupo del Facebook. Y esta es otra cosa interesante de nuestra maestría. Aquí todo el mundo, (TODO EL MUNDO), se comunica por Facebook. Los grupos de años anteriores tienen un grupo montado en FB, y los de este año también ya se enchufaron en un grupo nuevo de este año, pues es el que nos conviene a todos. Sin embargo, luego se complica por la cantidad de materias que vamos teniendo en común con los estudiantes de segundo año, o con alguno que otro freak que ha durado tres años haciendo la maestría. Es confuso, pero para hacerlo breve, te mando el collage. Todavía le falta, y los rostros que verás no son ni la mitad de nuestro curso, pero por algo hay que empezar.

rostros

Te preguntarás, Gioia, ¿cómo hacemos para estudiar juntos tantas personas de tan distintos países??? ¿Cómo hacen los profes para corregirnos? Pues fácil, mucho trabajo en grupo, y los “papers” que nos mandan a escribir no son muy largos. Y en las exposiciones orales toman en cuenta nuestro desenvolvimiento, y eso. En lo que a nosotros respecta, como ya te comenté, nos juntamos de acuerdo como convenga, y además, no todos cursamos las mismas materias, pues de cada módulo se ofrecen varias. Los del primer semestre estamos juntos nada más en dos materias, que son obligatorias, pues del resto cada quien inscribió cosas diferentes, y aparte de las obligatorias, puedes inscribir desde una más hasta o 5 más, cosa que es una locura. Yo tengo tres materias más, una de arquitectura, una de humanidades y una de gerencia; se supone que a ese ritmo me graduaría en dos años, como debe ser, pero por ahí queda flotando la pasantía, y de eso hablaré en otro momento.

 

Y con esto me despido por ahora, querida amiga.

Con una foto de mi profe de Gerencia, Peter Sachsenmeier, pues es el profesor que mejor me ha caído hasta ahora, aparte de Simona, nuestra coordinadora (quien por cierto me dará clase el semestre que viene).

sachsenmeier

Un abrazo inmenso. Te recuerdo con mucho cariño.

 

Elea Theodore

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s